DOBLE CARA

//DOBLE CARA

DOBLE CARA

Nueva derrota del equipo senior, tercera consecutiva, lo que nos deja instalados en la zona media de la tabla. El Grupo Covadonga, uno de los teóricos gallitos de la competición, consiguió remontar una situación complicada y hacerse con el encuentro.

Partido con dos partes claramente diferentes, con sensaciones muy distintas.

En el primer cuarto, coincidiendo con los mejores minutos de la temporada, jugando 11 de los 12 jugadores disponibles, y consiguiendo anotar hasta 6 jugadores distintos. Al final del cuarto, 20-30 para los naviegos, con un baloncesto rápido y fácil. En el segundo cuarto sigue esa dinámica, llegando al 26-41 (min.5, máxima diferencia). Un parcial de los locales les acerca, para llegar al 39-47 al descanso.

A partir de aquí, cambio de tendencia, en la que los gijoneses suben la intensidad defensiva, y los visitantes no son capaces de reaccionar. Poco a poco van limando diferencias, hasta el 53-53 al finalizar el 3 cuarto. En el último cuarto, misma dinámica, un Grupo más metido en el partido consigue ponerse en cabeza por primera vez en el encuentro (57-55 min.3) iniciativa que ya no soltaría hasta el final. Aumento paulatino de diferencias, hasta el 66-61 a falta de minuto y medio para el final. La precipitación visitante, más el acierto desde el 4,60 de los locales, aumentan la diferencia hasta el 73-61.

MANOLO LEBREDOFinalizábamos la crónica de la pasada semana hablando de que el equipo no acababa de arrancar en la medida en la que se presuponía que debería hacerlo, que podíamos pensar que se encuentra en fase de rodaje o adaptación, pero que, sin embargo, estábamos seguros de que el tiempo iba a dejarnos ver ese potencial que se adivina. Pues bien, el partido de esta semana parece corroborar punto por punto esa visión que trasladábamos: por un lado vimos la enorme irregularidad de los equipos que están acoplándose y en fase de rodaje; por otro, vistos los 15 primeros minutos del partido se confirma, aunque no hiciese falta, que el juego y la calidad están ahí, que a estos jugadores evidentemente no se les ha olvidado competir ni jugar al baloncesto. Aunque por momentos el conjunto pueda dar señales negativas, hay que saber leer también esos detalles positivos e interpretarlos en la buena dirección; esa actitud es la que nos hará salir de este pequeño bache.

2016-11-14T17:36:32+02:00 14 noviembre, 2016|Noticias|