BRILLANTE BRONCE PARA LOS JÚNIOR

//BRILLANTE BRONCE PARA LOS JÚNIOR

BRILLANTE BRONCE PARA LOS JÚNIOR

El equipo júnior del CBN ha logrado colarse en el tercer escalón del podium del Campeonato de Asturias tras una intensa y bonita Final a 4 disputada en el Rioturbio Basketball Center de Mieres, codeándose con los principales Clubes de la Comunidad. Tras caer en la tarde del sábado ante el anfitrión y gran favorito al título BVM2012, han conseguido doblegar en la lucha por el tercer puesto al en otros tiempos inalcanzable Grupo Covadonga en el emocionante partido disputado en la tarde de ayer domingo. El título se quedó en casa, confirmando el equipo que representa a Mieres los pronósticos iniciales que le daban como principal candidato a llevarse el Campeonato, tras imponerse por 82-66 a los ovetenses de OCB. Es el segundo consecutivo que consigue el club de la cuenca, y les da el pasaporte directo para disputar el Campeonato de España. Nuestra más sincera enhorabuena a los Campeones.

En la tarde del sábado se disputaban las semifinales. En la primera se enfrentaban Grupo y OCB, y ya a mediados del segundo cuarto los de la capital del Principado  rompían el partido alcanzando ventajas superiores a los 20 puntos. A lo largo del segundo tiempo en ningún momento dieron sensación los gijoneses de poder revertir la situación, teniendo incluso oportunidad OCB de reservar durante el último cuarto a sus principales jugadores de cara a la final del domingo. El resultado final fue de 94-68.

Saltaban a la cancha posteriormente nuestros chicos para intentar, como decíamos en la previa, lograr la proeza de David contra Goliat. Era un encuentro entre 12 chicos de nuestro pueblo y alrededores (8 júnior y 4 cadetes), frente al equipo representante del Proyecto Internacional puesto en marcha estos últimos años por el club mierense. Tanto en el aspecto físico como en el técnico se trata de un equipo muy completo y compensado, destacando sobremanera la rapidez y la calidad de su base, el balear García, y el tremendo poderío de sus jugadores interiores, Mikeladze y Veprintsev. La intensidad, calidad y capacidad física del paraguayo (ya conocido de otros años) Ochipintti, completada por varios chicos, algunos de ellos asturianos, con muy buen físico y calidad, como Crespo, Gómez, Somoano y Jorge García, hacen, como decíamos, muy complicado mantenerles el ritmo  durante los 40 minutos. Empezaron sin embargo los nuestros con buenos porcentajes en el tiro, que compensaban la carencia en el rebote; carencia esta especialmente evidente y dolorosa en su rebote ofensivo, con el que conseguían una vez tras otra  segundas y terceras opciones en ataque que eran finalizadas con acierto por sus interiores, en especial por su número 4, Alexei. Tras el 16-14 del primer cuarto continuaba la misma pauta en el segundo período, calcándose prácticamente el parcial para llegar al descanso con un 32-27 que dejaba sobre el papel las espadas en todo lo alto, aunque la evidencia era que la empresa era mucho más complicada de lo que esas cifras señalaban. En los primeros minutos de la reanudación los naviegos comienzan a acusar el esfuerzo y es en estos minutos el georgiano Mikeladze el que lidera la anotación del BVM2012, alcanzando los 15 puntos de ventaja (51-36), y dando la sensación de que lo esperado, la ruptura del partido, había llegado. En esos momentos se produce el último coletazo naviego, con un arranque de raza que les lleva a acercarse a 7 puntos (51-44 llegando al minuto 29). Fue el canto del cisne. La gasolina se acabó, y la asfixiante defensa sobre Charly, nuestro mayor argumento ofensivo (29 puntos al final), lograba secar la fuente anotadora visitante. El 55-44 que campeaba en el luminoso a falta de 10 minutos podía dar pie a pensar en un nuevo arreón que nos acercase, pero los chicos del BVM2012 ya no dieron opción a ello. Tras alcanzarse los 20 puntos de ventaja a mitad de cuarto (69-49) los de Rober ya no volverían a anotar, y durante unos minutos finales en los que se dio entrada a todos los jugadores de la rotación el fondo de armario local continuó aumentando las diferencias, hasta finalizar el encuentro con un marcador tan claro como engañoso para lo que fue el desarrollo del mismo, 84-49. Se impuso finalmente la lógica, aunque la sensación dejada por nuestros chicos fue de gran dignidad y orgullo en la derrota.

Quedaba por tanto la disputa del bronce frente a los gijoneses del Grupo Covadonga, en el cuarto partido que les iba a enfrentar esta temporada: los dos diputados en Gijón habían caído para lo locales por 7 y 8 puntos, y el disputado en Navia para nuestros chicos por 6 puntos. Se preveía por tanto un choque igualado, como así fue. Sin embargo, a pesar de llegarse a ese final de infarto el desarrollo del partido fue relativamente claro a favor de los naviegos durante prácticamente 35 minutos. El primer periodo se cerró ya con un  20-6 para el CBN, con la anotación repartida entre Cachero, Pablo, Iago y Charly. Estos guarismos se quedaron congelados en el luminoso durante casi 4 minutos, momento en el que el Grupo rompe la sequía. Sin embargo Iago y Cachero elevan la diferencia a la máxima del partido en el minuto 6 (29-11). La reacción grupista no se hace esperar, consiguiendo enjugar diez puntos de esa ventaja a falta de unos segundos; el postrer triple sobre la bocina de Charly dejaba las diferencias al descanso por encima de la decena (36-25). Se mantienen las tornas en el tercer periodo, en el cual son dos cadetes los que mantienen el nivel anotador de los de occidente, Pelayo con 7 puntos y, sobre todo,  Iago con tres de los cuatro triples que anotaría a lo largo del partido; por parte grupista es Álvaro quien les mantiene con vida, con 13 de sus 29 puntos totales en este parcial. A falta de 10 minutos el 57-42 parecía poner muy difícil la remontada gijonesa, pero los equipos del Grupo no se han distinguido precisamente a lo largo de su historia por bajar los brazos y por dar por perdidos los partidos antes de tiempo. Durante los primeros 5 minutos del último acto el cuarto triple de Iago y una canasta de Cachero mantienen la prudencial ventaja por encima de los 10 puntos (62-51). Emerge entonces de manera clara la figura de su número 14, un interior con muy buena mano que comanda la remontada gijonesa, anotando 9 de sus 24 puntos totales en 4 minutos en los que consiguen dar la vuelta al marcador, poniéndose por delante por primera (y a la postre única) vez en todo el encuentro a falta de 1 minuto y 3 segundos. Un agarrón sin balón en juego (antes de un saque de banda) se señala, como marca el reglamento, como falta antideportiva. Iago anota uno de los dos tiros y tras el saque de centro de campo es Pablo quien, a falta de 41 segundos, anota un triple que da oxígeno a los naviegos (71-68). A falta de 17 segundos es Álvaro quien con dos tiros libres deja en un punto la diferencia. Tras el tiempo muerto Charly recibe falta y anota el segundo tiro libre que deja un incierto 72-70 con 9 segundos para un ataque de los de rojo. Aunque los gijoneses consiguen lanzar a canasta e incluso palmear el rebote, el tiempo se agota sin más puntos, ante el alborozo y la algarabía de la afición occidental. Gran partido de ambos equipos, sin un mal gesto entre los jugadores y con dos gradas que apoyaron en todo momento a los suyos sin desmayo. Iago lideró la anotación naviega en esta ocasión con 21 puntos, y un gran partido en la dirección. Charly con 19, Cachero con 13, Pablo con 12 y Pelayo con 7 completarían el listado de anotadores.

Punto final de manera más que brillante, ganándose un lugar en el podium, para este equipo que fue toda la temporada de menos a más, de la experta mano de su entrenador Rober que les ha sabido transmitir en todo momento lo que el equipo precisaba. Liderados de manera clara por el que para mucha gente ha sido el mejor jugador asturiano júnior este año, Charly, y con la aportación de todos y cada uno de los componentes del equipo, que en todo momento han sabido estar donde la situación requería; con especial mención entre ellos, por las circunstancias vividas, a Álvaro Cachero, al que un golpe en el riñón mantuvo en el dique seco durante casi tres meses y que, con su vuelta, puso la pieza que faltaba en el puzzle para que todo funcionase como debía. Tampoco se puede dejar de mencionar la ayuda de los 4 cadetes que durante todo el año han estado subiendo para ayudar a los júnior (además de alguna aparición esporádica de otros compañeros), y que han dado un fenomenal rendimiento, destacando sobremanera entre ellos la figura de Iago, que fue creciendo en importancia en el equipo a medida que se acercaba el final de la competición para convertirse en elemento fundamental del mismo.

De izda. a dcha. empezando por arriba: Cachero, Javi F., Darío, Pelayo, Marcos, Álvaro, Iago, Damián, Pablo, Charly, Javi V. y Jorge.

Como todos los años, cuando acaba la temporada júnior trae consigo la despedida, seguramente, de varios de los chicos que finalizan ciclo tanto en el baloncesto como en su formación académica. El traslado a cursar estudios universitarios significa en la mayoría de los casos un adios, o un hasta luego, al basket, o al menos al CBN. La generación del 99 cierra su ciclo en la cantera de manera brillante; son chicos que llevan muchos años con nosotros, muy queridos y apreciados por todos los componentes del Club, chicos “de casa”: Charly, que comenzó siendo prebenjamín, con 7 años; poco después, en alevines, se unieron a él Javi, Cachero y Pablo, y finalmente en cadetes llegaban los refuerzos luarqueses, Damián y Marcos. Todos ellos dejan una impronta de seriedad, compromiso y dedicación al Club que debe ser resaltada y, sobre todo, agradecida. Y todos ellos tienen, desde luego, abiertas para siempre la puerta de regreso para el momento en el que sus circunstancias personales les permitan volver, ya sea como jugadores o como formadores de nuevas generaciones. Les esperamos con los brazos abiertos. HASTA PRONTO CHICOS! SUERTE Y GRACIAS.

 

2017-04-03T12:46:18+02:00 3 abril, 2017|Noticias|