EL SENIOR SE DESATA

/, Crónicas/EL SENIOR SE DESATA

EL SENIOR SE DESATA

CBN 92 – C.B.  PUMARIN 52

Parciales: 29/9, 24/14, 20/10, 19/19

Cerrábamos la crónica de la pasada semana comentando que el equipo estaba en el buen camino, y que llegaría el momento en que los resultados reflejarían el buen trabajo realizado. Este pasado sábado, frente al rocoso conjunto de Pumarín, por fin se revertió la situación, llegando por fin la primera victoria, tras dos derrotas duras en los últimos segundos. Una muy buena defensa que permitió correr y encontrar buenas situaciones de ataque, trajo acompañado (o más bien trajo la consecuencia) de un alto acierto en el tiro que sacó del partido a los gijoneses desde el primer momento.

La primera jugada del partido ya dio pistas de lo que después sucedió, pues a los 8 segundos Peif embocaba el primer triple del encuentro. Esa dinámica se prolongó durante todo el primer cuarto, en el que logramos buenas opciones de lanzamiento y con una gran efectividad en el tiro, hasta 5 triples, fuimos poniendo tierra de por medio. A mitad de cuarto, ya gozábamos de 13 puntos de renta, 17-4 con Sergio y Peif liderando el ataque. El primer cuarto se cierra con una ventaja de 20 puntos, 29-9.  Sigue la misma tónica en el segundo periodo. Pumarín mejora en ataque en los primeros minutos, pero nosotros seguimos muy eficaces en el lanzamiento, anotando con facilidad y aumentando poco la ventaja en el marcador, para llegar al descanso 53-24. Yardo tomaría el relevo anotador en este cuarto.

Gus fue el jugador más valorado del encuentro

Tras la gran primera parte, ante un rival como Pumarín había que salir concentrados en la segunda y seguir con el buen trabajo hecho. Logramos aprovechar varias situaciones de contraataque, con Gus de protagonista, alcanzando una máxima ventaja de 44 puntos, 72-28 a falta de 3 minutos. A partir de aquí nos empezamos a relajar gracias a la ventaja en el marcador, cerrando el cuarto con 73-33. La diferencia en el  marcador hizo que el último periodo fuese relajado y sin tensión por ambas partes, finalizando con empate a 19, para dejar el marcador 92-52 final. Una de las consecuencias positivas de este desarrollo del partido, aparte de la indudable inyección de confianza para todo el equipo, fue el poder disponer de muchos minutos de juego para todos los jugadores, en especial para los dos júnior que subieron a ayudar al equipo senior, Darío y Jorge.

La próxima semana una visita complicada (en realidad todas son complicadas en esta igualada categoría) a la cancha de Sanfer; esperamos que el equipo mantenga la buena línea de juego que lleva desde el principio de la temporada y que, como este último partido, el acierto acompañe.

2018-11-06T20:29:58+00:00 4 noviembre, 2018|Club, Crónicas|