«

»

Jun 21

Imprimir esta Entrada

ÉXITO TOTAL DEL TORNEO MINI

Navia se convirtió durante 3 días en la capital del Minibasket del Principado de Asturias, con la celebración de la decimotercera edición de su Torneo, un evento que con el paso de los años va aumentando su prestigio apoyándose en las dos patas fundamentales de este tipo de competiciones: el nivel deportivo y la capacidad organizativa.

En lo que respecta a este último aspecto, el organizativo, nos enfrentábamos a un reto superior al de ediciones anteriores, pues pasamos de los 27 equipos de 2017 a los 36 de este año. Para ello fue indispensable que el Ayuntamiento de Navia asumiera el desafío de conseguir las camas suficientes para albergar a los casi trescientos niños que pernoctaron en nuestra villa a lo largo del Torneo. Una vez más el consistorio naviego, encarnado en la figura de Mirta Pérez, concejala de deportes, ha puesto toda la infraestructura necesaria a disposición del CBN y dado todas las facilidades para poder afrontar la organización de este evento. Nuestro primer agradecimiento debe ser para ellos sin duda alguna.

Sin los voluntarios no sería posible hacer este Torneo (Foto: Malles)

De la misma manera tenemos que señalar otro de los pilares en los que se sustenta nuestro torneo: los voluntarios. Un ejercito de chicos y chicas de los equipos infantiles, cadetes, junior y del senior que han dedicado su tiempo libre de fin de semana a hacer mesas sin descanso y los más variados recados y ayudas a la organización de un torneo que todos ellos en su día pudieron disfrutar en la cancha mientras sus antecesores hacían lo que ellos hacen ahora. Y junto a ellos un buen grupo de padres de jugadores y de exjugadores, amigos todos del Club, que conforman dos cuadrillas fundamentales, la de cocina y la del chiringuito, trabajando de manera totalmente desinteresada para que las cosas salgan de manera perfecta. El sentir general de los que nos visitan es de satisfacción y así nos lo transmiten tanto los responsables de los equipos como los padres y acompañantes de los niños. En ese sentido desde el Club no podemos más que sentirnos orgullosos de todos estos colaboradores y transmitirles nuestro más profundo agradecimiento. Agradecimiento que hacemos extensivo a nuestro principal patrocinador, Reny Picot, a Abanca y al resto de comercios y establecimientos hosteleros que continúan año tras año colaborando con todas las actividades del Club.

La segunda pata, como comentábamos, es el excelente nivel deportivo del Torneo. Los equipos que nos visitan saben que se encuentran en una competición muy interesante por la valía de los rivales a los que se van a enfrentar, con la motivación añadida de que muchos de ellos son de comunidades autónomas distintas, lo cual sirve para medir fuerzas con equipos alternativos a los que habitualmente se enfrentan durante la temporada.

Nuestros benjas despidieron el torneo con victoria (Makfoto)

El sábado tenía lugar el torneo benjamín; en su categoría masculina el Campeón indiscutible fue un gran equipo, a la sazón subcampeón de Galicia, el Basket School de Ferrol, un clásico de nuestro torneo que vencía en la final con claridad al equipo benjamín del Grupo Covadonga. En el equipo ferrolano destaca la figura de su jugador Diego Niebla, que dominó el torneo con gran claridad, llevándose además el título de Máximo Anotador con 104 puntos en 3 partidos. Los cántabros de Solares, otro clásico del torneo, se llevaron el tercer puesto frente a los ovetenses del Centro Asturiano, mientras nuestros peques conseguían in extremis el quinto puesto al vencer por un solo punto a los debutantes de Amide Camargo.

El torneo femenino nos dejó un partido para recordar. La gran final la disputaban nuestras niñas, las flamantes Campeonas de Asturias, contra el Baloncesto Femenino León, uno de los mejores equipos benjamines de Castilla León.

Bonita imagen que resume la lucha que hubo en esta final (Makfoto)

Tras un inicio muy satisfactorio para las leonesas, el conjunto naviego, liderado por una espectacular María, conseguía equilibrar el encuentro al descanso (32-31 para las visitantes). En una segunda parte que fue un continuo toma y daca, tremendamente igualada, con dos grandes jugadoras guiando a sus equipos, finalmente se impusieron las niñas de Nacho por 6 puntos, con una increíble actuación de María que anotó 53 puntos de todos los colores, con 5 triples incluidos, lo cual le garantizó el título de Máxima Anotadora que ya había encauzado con los 47 que había conseguido en los dos partidos matinales. Al igual que en el torneo masculino las chicas de Solares también se llevaban el bronce ganando al Grupo Covadonga por 8 tantos, mientras que el Centro Asturiano vencía a Amide en la lucha por el quinto puesto.

Por su parte el torneo alevín masculino presentaba en liza al Campeón de Cantabria (Solares), al subcampeón de Liga de Asturias (CBN), el subcampeón de Copa de Asturias (OCB), al subcampeón de Extremadura (Josefinas), al tercer clasificado de Copa en Asturias (Grupo), a un equipo de la élite gallega (Basket School) y otros varios buenos equipos que peleaban por ponerles las cosas difíciles a todos ellos. Tras la fase de grupos llegaban los Cuartos de Final en los que Navia, OCB y Josefinas ganaban con cierta holgura sus partidos. En el cuarto partido de esta fase el Grupo vencía in extremis por un punto al Basket School y los apeaba de las semifinales por primera vez en varios años. En el primer partido de semifinal se encontraban el segundo y el tercer clasificados de la Copa Asturias, y en él OCB ponía distancia al descanso para guardar posteriormente fuerzas de cara a la final.

Rodrigo fue de lo mejor del torneo (Foto: Malles)

En la otra semifinal los subcampeones extremeños de Josefinas conseguían vencer a los anfitriones en un emocionante partido por únicamente 2 puntos. Los de Charly conseguían posteriormente el tercer puesto en un bonito partido ante los gijoneses. La final enfrentaba a un equipo muy completo y compensado, OCB, con otro que dependía claramente de su mejor jugador, de hecho probablemente el mejor jugador del Torneo junto con el ferrolano André, Rodrigo Marina. Se mantuvo la igualdad hasta el principio del último cuarto, precisamente hasta que este chico aguantó en pista, pues venía arrastrando unas molestias ya desde Cuartos de Final que finalmente no le permitieron finalizar el partido. Ya sin él en cancha  los ovetenses mantuvieron el ritmo y aumentaron la ligera ventaja que ya habían empezado a adquirir, hasta conseguir el título por el resultado de 62-45.

André volvió a ser el Máximo anotador en su sexta participación en MiniCBNavia (Foto: Malles)

Triunfo merecido de este conjunto, muy completo, una auténtica selección de Oviedo, sabiamente dirigidos por Carmona, que obtenía así su tercer torneo Mini de Navia con tres equipos distintos, tras el femenino con CBN de 2014 y el femenino con Basketmar del pasado año. El ferrolano André Romero repetía su título de Máximo anotador que ya había obtenido el pasado año, con sus 105 puntos.

Las chicas alevinas disputaban sus Cuartos de Final a última hora del sábado con cuatro partidos de resultados diáfanos; Basketmar y OCB se deshacían de la selección asturiana y de Piélagos respectivamente en el primer turno, mientras que Baloncesto Femenino León y Centro Asturiano  cumplían los pronósticos venciendo a las anfitrionas de Navia y al Grupo Covadonga. Ya en semis las del Naranco vencían a Basketmar rompiendo el partido en el tercer cuarto, tras un primer tiempo muy igualado; en la otra semifinal se vio el partido más emocionante del torneo, en el que se vivieron escenas realmente de tensión competitiva en unos últimos minutos vibrantes. Con el tiempo cumplido una jugadora ovetense, Jimena, disponía de dos tiros libres con su equipo dos puntos abajo. A pesar de los evidentes nervios consiguió anotar los dos ante el delirio de su afición. En la prórroga sin embargo las leonesas mantuvieron el tipo y consiguieron el billete para la final por dos puntos.

Incontestable dominio de Iyana Martín

En el partido por el bronce las ovetenses se sobrepusieron al disgusto de la semifinal y vencieron con claridad a las gijonesas. En la final no hubo color. El equipo ovetense, liderado por una increíble actuación de la mejor jugadora del torneo, Iyana Martín, no dio pie a ningún tipo de duda en cuanto al vencedor del partido. La ovetense consiguió un espectacular triple doble (53 ptos, 19 rebotes, 14 robos) para una valoración global de 66, ocho triples incluidos. Sin palabras. Evidentemente unió la condición de Máxima Anotadora (156 puntos) a la de mejor jugadora del torneo, aunque este último no sea un título oficialmente reconocido.

Fin de fiesta para el Club con este magnífico broche del Torneo Mini. Año tras año nos planteamos hacer algo mejor que el año anterior, y confiamos en haberlo conseguido. Una buena muestra de que en el plano deportivo estamos consiguiendo el objetivo es el evidente interés de los equipos y sus entrenadores por ganar, la tensión competitiva con que afrontan sus partidos… no es un torneo cualquiera; la victoria en el Mini Cb Navia ya lleva acompañado un cierto prestigio debido al nivel competitivo de los equipos que cada año participan. Pero lo más importante para nosotros es que el conjunto de la experiencia para los niños y niñas que vienen a Navia sea satisfactoria, que se lo pasen bien en definitiva, que quieran volver el año que viene. Si eso se consigue nos daremos por satisfechos. Hasta el próximo año!!!

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.cbnavia.com/archives/8291