«

Jul 03

Imprimir esta Entrada

HASTA PRONTO

La temporada oficial se cerró el pasado sábado día 30 de junio con la Cena anual del Club que tuvo lugar por tercer año consecutivo en las magníficas instalaciones de La Quinta de Quique, en Villapedre. Fue una agradable tarde-noche, en la que, como es ya tradición, los jugadores de cada uno de los equipos se despiden de sus entrenadores con un adiós… o con un hasta luego, pues en algunos casos repetirán en la temporada venidera. Pero si alguien tuvo una despedida real y sentida ese fue Carlos. La marcha del entrenador gijonés la próxima temporada al Baloncesto Femenino León, tras 3 años en nuestras filas, provocó que, inevitablemente, fuese él el gran protagonista de la noche.

El hecho de que en esas tres temporadas una gran mayoría de los jugadores y jugadoras del Club hayan pasado por las manos de Carlos, ya sea en los distintos equipos que entrenó directamente, o bien en las jornadas de tecnificación de Mini, donde todos los jugadores de los 4 equipos entrenan juntos, hizo que las distintas apariciones de los equipos se fueran salpicando con referencias al bueno de Carlos, y en no pocas ocasiones con sentidas palabras acompañadas de lágrimas; el colofón fue un bonito vídeo de despedida hecho por las infantiles, cadetes y júnior en el que, con buen humor, dejaban constancia de los recuerdos y vivencias que tuvieron con él.

Carlos aterrizó en el CBN en el verano de 2015, recién conseguido por la selección Mini que él dirigía, y en la que estaban 4 niñas del Club, el ascenso a la Categoría Especial en los Campeonatos de España. El C.D. Basketmar había sido su anterior Club, y aquí afrontaba la temporada en principio con dos equipos de formación a su cargo (en realidad tres pues uno de ellos era el infantil femenino, que esa temporada tenía A y B). Pero el día que empezaba la pretemporada nos encontramos con una situación inesperada, como fue que de un día para otro el senior no tenía entrenador. El Club decide apostar por el recién llegado y le ofrece la posibilidad de asumir él ese puesto, a lo que responde afirmativamente. Esa primera temporada en Navia se salda a nivel de resultados de manera satisfactoria, con el primer puesto de la liga de 2ª infantil, el tercero en la infantil femenina de 1ª, y un magnífico, por inesperado y por la forma de lograrlo, tercer puesto del equipo senior en la Liga nacional.

En su segundo año, en el que continúa con el Infantil femenino y debuta en Minibasket (en el CBN) llevando el Benjamín Masculino, los resultados no pueden ser mejores ya que alcanza con los dos equipos el título de Campeón de Asturias, doblando con los benjas al ganar también la Copa. El título del Infantil Femenino le dio además la oportunidad de dirigir al equipo en el Campeonato de España que se celebró en Marín.

Esta temporada que ahora acaba asumía la dirección de un equipo con pocas aspiraciones clasificatorias, como era el júnior femenino, debido básicamente a la escasez de efectivos, y cogía de nuevo el infantil femenino, en el que iniciaba un interesante ciclo de dos años con el grueso del equipo recién salido del Minibasket, donde habían quedado campeonas de todo. A pesar de ser casi todas de primer año se consiguió un meritorio sexto puesto, pero sobre todo sentaba una buena base de cara a la próxima temporada en la que ese equipo puede pelear por estar arriba.

Pero más allá de los números, de los resultados, muy buenos eso sí, lo que deja Carlos en Navia es un buen número de niños y, sobre todo, niñas tremendamente agradecidos con el trato, con las enseñanzas y el cariño que les demostró durante todo este tiempo. Como bien dijo nuestro Presidente el pasado sábado, esa es la forma de salir de los sitios, por la puerta grande en cuanto a la estima y el cariño que deja en Navia, no sólo en el Club pues, a pesar de venir de una ciudad grande, Carlos se adaptó de manera instantánea a la idiosincrasia y a la forma de vivir de este pueblo, siendo una persona ya realmente conocida y querida en el mismo. Evidentemente, esa puerta grande por la que sale no se cierra a sus espaldas, permanecerá abierta para el momento en que las circunstancias permitan que su destino y el del CBN se puedan cruzar de nuevo. Hasta ese momento… HASTA PRONTO CARLOS, GRACIAS POR TODO.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.cbnavia.com/archives/8308