BUEN BRONCE PARA LAS CADETES

/, Club, Crónicas/BUEN BRONCE PARA LAS CADETES

BUEN BRONCE PARA LAS CADETES

(Foto portada: Fbpa)

El equipo cadete femenino del Club Baloncesto Navia alcanzó este pasado fin de semana un meritorio tercer puesto en la Final a 4 de la categoría, que se disputó en el Colegio Ècole ante un buen número de aficionados.

Nuestras chicas de 2008-2009 se mantienen en el pódium regional tras llegar al escalón más alto del mismo en las dos temporadas anteriores, en las que se proclamaron Campeonas de Asturias Infantil (2022) y Cadete (2023). Tras una campaña con algún altibajo, las muchachas de David llegaron con fuerza a la última fase de la temporada peleando y dando la cara de manera magnífica en todo momento.

El sábado se celebraron las semifinales, donde nos esperaba el anfitrión y máximo favorito al título, el Colegio Ècole, en lo que era la reedición de la gran final del pasado año. Las de Llanera habían completado una Liga Regular impoluta, con pleno de victorias, por lo cual sabíamos que sería empresa complicada superarlas, además en su casa. Una de las ventajas de jugar estos eventos en tu cancha es el apoyo mayoritario del público; las muchachas de Chote tuvieron ese impulso, desde luego, pero las nuestras no estuvieron solas. Un buen número de personas se desplazaron para apoyar a nuestras chicas, dejando sentir ese aliento en todo momento, como por otra parte, y por fortuna, suele ser habitual en las Finales a 4 que nuestros equipos disputan fuera de nuestra cancha.

El partido comenzó con un primer cuarto de tanteo, en el que ambos conjuntos estuvieron acertados de cara al aro aunque ya se empezaba a confirmar lo esperado, que la gran ventaja de las locales en el rebote podría decantar el encuentro; 18-15 fue el resultado de este periodo. En el segundo acto se rompe el partido, la defensa colegial no permitía anotar a las nuestras con facilidad y además no concedía segundas opciones debido a su dominio bajo tablero, dominio que a ellas les permitía ataques de hasta 3 y 4 tiros. La brecha se va abriendo de manera clara hasta los 19 puntos (39-20 a falta de poco más de 2 minutos). Las azules mantienen el tipo y consiguen un pequeño parcial de 0-5 que nos lleva al vestuario con “solamente” 14 puntos de diferencia (39-25).

El tercer acto empieza con las naviegas apretando un poco más en defensa, aunque en ataque seguían sin poder imponerse con claridad a la defensa local. Fueron unos minutos en los que parecía que un par de buenos lances a nuestro favor podrían meternos de nuevo en partido, con varias opciones de anotar estando 10 abajo (43-33). No fue así, y Ècole, después de unos minutos de poca producción, consigue sacudirse un tanto nuestra defensa para volver a poner en el luminoso al final del periodo la misma diferencia que había al descanso (51-37). El último cuarto ya fue un quiero y no puedo porque tras un intercambio de canastas un triple de Nerea y dos canastas de Ingrid volvían a poner la máxima en el marcador de 19 puntos (60-41 a 7 minutos del final). Solo quedaba luchar hasta el último suspiro, con orgullo y casta, y las chicas a fe que lo hicieron dejando una excelente imagen de lucha y pundonor a pesar de que las locales demostrasen ser un equipo más completo. El resultado final de 66-55 es justo y refleja la realidad de ambos equipos en estos momentos. Bravo por nuestras chicas, que dejaron (una vez más) una imagen de equipo serio y luchador hasta el último momento. Por parte local, como era de esperar, Ceci y Nerea fueron las máximas anotadoras, bien secundadas por Ingrid, mientras que por parte CBN la anotación se la repartieron entre Zoe (28) y Marilís (22).

En la otra semifinal las avilesinas de ADBA se deshicieron, no sin sufrir hasta el último minuto, de las chicas de OCB, con lo cual estas serían nuestras rivales por el bronce en la matinal del domingo.

Empezamos el partido por el tercer y cuarto puesto aún con los ojos medio cerrados tras el madrugón, lo que aprovecharon las ovetenses para adquirir una pequeña ventaja de mano (6-0) que fueron manteniendo a lo largo del primer periodo, con la intervención clave de Celia, que con 10 puntos en este cuarto fue la referencia ofensiva. Un par de triples de Noe y Valeria en los últimos 2 minutos nos acercaban y dejaban el 19-15 al final del cuarto. El segundo ya fue de igualdad absoluta; tras un triple de la infantil Nuria que nos pone por delante por primera vez en el partido (19-20) se produce un continuo intercambio de canastas que nos llevan al descanso con la mínima para las ovetenses (32-31).

La tónica es la misma tras el receso en vestuarios, hasta que a falta de 3 minutos, con 41-39 en el marcador, las que el domingo vestían de azul pegan otro tirón que hace que aparezca de nuevo ventaja de 8 puntos en el luminoso al final del tercer periodo (49-41). En la primera jugada del último acto las ovetenses alcanzan su máxima, 51-41, pero las occidentales no habían dicho su última palabra; Paula y Zoe enchufan dos triples que mantienen al equipo en el partido, entrando después en un impass de 3 minutos en los que nadie anota. Y, cuando se acababa la competición, las pupilas de David dieron el callo; cinco últimos minutos de gran defensa y con acierto en ataque hacen que la desventaja de 10 torne en un marcador final de 53-59 (parcial de 2-18) que deja a nuestras chicas con el bronce colgado del cuello y la sensación de orgullo y satisfacción en la bancada occidental por ver cómo sus representantes en la cancha dieron todo hasta el último suspiro. Zoe fue de nuevo la máxima anotadora del equipo (22 ptos) completando una magnífica actuación en todo el fin de semana.

Ècole se hizo finalmente con el título tras vencer a las avilesinas por la misma diferencia que lo hizo con nosotras, 11 puntos (60-49), proclamándose de manera brillante y merecida como Campeonas de Asturias tras una temporada impecable, en la que ganaron todos sus partidos. Felicidades a las chicas y en especial a su entrenador, nuestro antiguo jugador Miguel González “Chote”. Representarán a nuestra Comunidad en el Campeonato de España, en el que les deseamos la mayor de las suertes.

Y felicidades también a las nuestras, que como decíamos se mantienen entre la élite de la que no se bajan desde su época de benjamín. Ahora a cerrar la temporada con la competición de Copa, en la que intentaremos estar de nuevo entre las mejores.

2024-04-23T14:13:55+02:00 23 abril, 2024|Cadete, Club, Crónicas|